INGENIERÍA RURAL

INTA: desarrollos recibieron patentes internacionales

Se trata de un un subsolador para labranza profunda en franjas y un sistema que optimiza la distribución de semillas y fertilizantes durante la siembra.
8 de Abril de 2019

Desarrollos obtenidos por el Laboratorio de Terramecánica e Implantación de Cultivos del Instituto de Ingeniería Rural (IIR) del INTA Castelar, recibieron las patentes internacionales de Estados Unidos, para el "subsolador" y de Brasil para el "Facón".

El subsolador para labranza profunda en franjas prevé que en su composición final posea tres sistemas independientes: el conjunto escarificador, el accesorio para labranza secundaria y el accesorio fertilizador.

De acuerdo con Omar Tesouro, responsable del Laboratorio del IIR del INTA Castelar, "el novedoso ordenamiento espacial de los cuatro órganos escarificadores, a tres diferentes profundidades, posibilita una adecuada remoción del suelo e incrementa entre un 60 y un 70 % la eficiencia energética de la labor, respecto de la obtenida con las máquinas utilizadas en el área cañera".

Este sistema de maneja alternativo logra un sustancial ahorro de energía con la consecuente reducción de los costos operativos, manteniendo elevados rendimientos del cultivo y superando la rentabilidad obtenida con el sistema tradicional, sostuvo Tesouro.

Lee también: Manejo agronómico, la base para cuidar las tecnologías

Además, al no disturbar los entresurcos, se obtienen mejores condiciones de piso y se reduce el efecto dañino del tránsito de la maquinaria en la superficie, señaló el especialista.

Por su parte, el Facón es un dispositivo totalmente mecánico que compensa las variaciones de tensión que se generan en los resortes cuando estos se estiran o se contraen. En consecuencia, se consigue que la carga aplicada sobre el tren de distribución de semillas en máquinas sembradoras y fertilizadoras, permanezca prácticamente constante independientemente de la posición que éste tenga en un determinado momento.

Juan Pablo D'Amico, investigador del Instituto puntualizó que este logro permitirá una mayor eficiencia y uniformidad de implantación, especialmente bajo condiciones difíciles, como elevada irregularidad del microrrelieve y abundante cobertura de rastrojo. "El dispositivo, que podrá utilizarse en máquinas para siembra fina y gruesa, se instala en los trenes de distribución de semillas y fertilizantes", dijo.

A su vez, el especialista consideró "estratégico" para el INTA la protección de la propiedad intelectual de sus desarrollos. "En primer término, una patente le permite a la institución entablar el proceso de transferencia de tecnología o generar alianzas para desarrollos conjuntos con el sector privado", señaló.

Y agregó: "El otorgamiento de patentes al INTA por parte de países centrales, posiciona al país en sus mercados, prestigia a la institución y a los técnicos involucrados."

Etiquetas: inta, innovaciones