HUERTAS

Otoño, la estación ideal para rediseñar la huerta

Es un buen momento para fortalecer la huerta, por eso técnicos del INTA realizan recomendaciones para producir hortalizas sanas y frescas todo el año.
23 de Abril de 2019

Con el comienzo del otoño y la baja en las temperaturas se suele abandonar el trabajo que se realizan en las huertas, desde el INTA aseguran que es un buen momento para rediseñarla y fortalecerla. Para ello apuntan criterios a tener en cuenta a la hora de producir hortalizas sanas y frescas todo el año.

Francisco Pescio -técnico del INTA Área Metropolitana de Buenos Aires- destacó la importancia de conocer cuáles son las especies que prosperan en otoño e invierno para lograr un buen cultivo. También recomendó continuar con la siembra de acelga, lechuga, achicoria, rabanito y zanahoria, ya que se trata de hortalizas que, además de ser muy consumidas, permiten mantener una producción regular todo el año.

Los cultivos propios del período otoño invierno son la cebolla, el puerro, el coliflor, el brócoli y el repollo, también la espinaca, escarola, remolacha, ajo, habas y arvejas. En particular, las especies leguminosas se destacan por su aporte a los cultivos, en tanto fabrican algunos de los nutrientes que consumen y eso ayuda a reponer la fertilidad del suelo.

"Para las especies que necesitan mucho tiempo de desarrollo, es recomendable aprovechar los últimos días cálidos para realizar las siembras y trasplantes, de manera que las plantas lleguen a la época fría con mayor tamaño", aconsejó. Es el caso de los repollos, coliflores, brócolis, o bien cebollas y puerros.

El especialista también recomienda el uso de coberturas vegetales secas, como pueden ser las hojas secas o virutas de madera. "Esto favorece la retención de humedad al comienzo de la temporada, una condición indispensable para lograr una emergencia uniforme de los cultivos. Además, la cobertura protege al suelo de las lluvias, manteniendo su estructura",amplió.

Lee también: Un estudio determinó cuándo regar el cultivo frutícola 

Otro punto para tener en cuenta, es producir semillas. "Es conveniente dejar en la huerta algunas plantas con frutos de la temporada primavera-verano, especialmente aquellas que se cosechan al final de la temporada como zapallitos, zapallos y chauchas, de manera que maduren completamente en la planta", y agregó que de esa forma los frutos van a poder formar buenas semillas y podrán ser conservadas para iniciar la próxima campaña.

A su vez, se refirió a la importancia de agregar abono al suelo para recompensar con nutrientes el suelo por su trabajo durante la temporada estival. Una de las claves es separar el abono que ya se encuentra listo en la abonera y agregarlo a la tierra antes de realizar la siembra. De esta manera, se libera espacio en la abonera y permite recomenzar el ciclo.

Por último, es importante realizar algunas podas. "El otoño le permite al huertero hacer algunas podas de los frutales, ya que las plantas pueden cicatrizar los cortes relativamente rápido", finalizó. 

Etiquetas: inta, huertas