ECONOMÍAS REGIONALES

Mendoza sigue buscando mejor competitividad

Con la puesta en marcha de un plan, buscan mejorar montes frutícolas, adecuar el parque varietal y mecanizarlo, para optimizar el mercado de pymes.
23 de Abril de 2019

Cada vez son más los pequeños productores que tienden a trabajar en la mejora de sus cultivos con el fin de lograr mayores posibilidades de mercado. En ese marco, el gobierno de la provincia de Mendoza lanzó nuevos planes de mejora competitiva.

El primero de ellos es el "Programa Mejora Competitiva Frutícola". A través de Mendoza Fiduciaria S.A. y con el fin de obtener unidades productivas de montes frutales de alta productividad y bajo costo unitario, la línea ofrece un préstamo de hasta $300 mil para la incorporación de tecnología de producción.

La mismas está destinadas a titulares de emprendimientos frutícolas de hasta 30 hectáreas que posean plantaciones de olivos, duraznos (industria y frescos), ciruelas (fresco y de secado), peras, manzanas, membrillos, cerezas, nogales, almendras y otros frutos secos, uva de mesa, entre otros.

El proyecto deberá contemplar al menos la erradicación y nueva implantación de media hectárea de frutales e incorporación de tecnología de producción. A solicitud del productor se financiará la compra de plantas, de tutores y polainas, el servicio de implantación, de preparación de suelos y de erradicación.

También se puede solicitar el crédito para mejoras en riego, podas de rejuvenecimiento, cambio de sistemas de conducción, estructuras de apoyo para sistemas de conducción asociadas a la superficie reconvertida.

La segunda propuesta se basa en una "línea de mecanización", en este caso, los fondos deberán destinarse a la adquisición de maquinaria agrícola, que podrá ser nueva o usada, en este último caso tendrá que proveerla una empresa especializada en el rubro.

Lee también: Luján: una firma modelo en producción orgánica

El monto máximo a financiar será determinado por el comité, al momento de la aprobación de la solicitud y teniendo en cuenta la recomendación del informe técnico, así como las garantías ofrecidas, pero en ningún caso podrá superar los $ 700.000 por postulante.

La tercera etapa del programa es la de "Adecuación del parque varietal vitícola". Esta tiene como fin incluir a más pequeños y medianos productores vitícolas (de hasta 30 ha.) en el desarrollo competitivo de inversiones destinadas a mejorar sus explotaciones reconvirtiendo uvas rosadas o mezclas con bajo rinde por hectárea y de poco valor comercial a variedades de mayor calidad enológica.

Los fondos deberán destinarse a la reconversión de viñedos de uvas de baja calidad enológica o en mal estado de cultivo, a uvas tintas varietales. También para adquisición de materiales vegetativos para injertos o replante de variedades tintas.

Asimismo, se financiarán en forma complementaria a solicitud del productor, la reposición de estructura en espaldero o parral, materiales para colocación de malla antigranizo y riego mecanizado y mejoras en los sistemas de riego actuales. El monto máximo a financiar será de hasta $ 300.000 por postulante.