SOJA

Planificar inteligentemente el uso del Gran Chaco

Agroideal es la plataforma que permite planificar negocios con la soja, y vincular la producción con la conservación de la naturaleza y el desarrollo social.
10 de Junio de 2019

Comprendiendo Argentina, Paraguay, Bolivia y parte de Brasil, el Gran Chaco americano es una ecorregión boscosa de excepcional diversidad, tanto ambiental como social. Cuenta con 100 millones de hectáreas, de las cuales 65 millones están en territorio argentino. Actualmente 13 millones de esas hectáreas se encuentran bajo algún tipo de producción intensiva, ya sea ganaderia o agricultura; y 52 millones conservan ambientes naturales.

En dicha región, existen 3400 especies de plantas, 500 especies de aves y 150 de mamíferos. A su vez, 615 comunidades indígenas de 10 etnias diferentes conviven junto a criollos que interactúan entre sí, con el territorio, el bosque, las especies, y también la producción.

En las últimas décadas, la degradación de los recursos naturales en la región, generada por la explotación no planificada, se vio fuertemente agravada por el avance de la agricultura a gran escala, la explotación de recursos hidrocarburíferos y la construcción de grandes obras de infraestructura.

Sin embargo, ésta área dinámica de transformación y expansión agropecuaria, aún cuenta con un 80% de sus ambientes en estado natural, y un porcentaje bajo de producción de soja en relación a su capacidad. La planificación inteligente del territorio permite la expansión del desarrollo económico mejorando la calidad de vida de los pobladores, la persistencia de servicios ambientales y la biodiversidad.

Lee también:Se esperan sucesivos días inestables sobre la región Centro 

En ese contexto, y luego de un año y medio de trabajo llega a Argentina "Agroideal", una plataforma que desde el 2017 funciona en Brasil contribuyendo a mejorar los análisis y evaluaciones de los planes de negocios anuales y a diez años, además de identificar riesgos sociales y ambientales.

Se trata de la primera plataforma- abierta y gratuita- que ofrece un mapeo de los aspectos económicos, productivos, sociales y ambientales del territorio para tomar decisiones inteligentes. La organización ambiental The Nature Conservancy y Fundación ProYungas se unieron para presentar Agroideal, el sitio financiado por Bunge y la Fundación Gordon and Betty Moore, que ofrece información actualizada con 35 capas de datos, inteligencia territorial multidisciplinaria y un enfoque multisectorial para la planificación y uso de la tierra que a su vez, combina métodos cuantitativos, cualitativos y espaciales.

Planificar el uso del Chaco

Sebastián Malizia- Director Ejecutivo de Fundación ProYungas-, en la presentación de la plataforma en Argentina

En los últimos veinte años la producción agropecuaria ha sido intensa en todo el Chaco, y en algunos casos ha puesto en jaque algunos ambientes. El objetivo de este desarrollo tecnológico, es aportar datos concretos para establecer dónde y cómo producir, y cuáles son los ambientes prioritarios para la conservación. "Estamos convencidos que hay espacio para todos, para producir más, para conservar, para garantizar la persistencia de servicios ecosistémicos y de biodiversidad. Todo va a depender de la planificación inteligente de todos estos factores que están en juego", afirmó Sebastián Malizia- Director Ejecutivo de Fundación ProYungas-, en la presentación de la plataforma en nuestro país.

Lee también:Chaco: el algodón puede ser el cultivo salvador 

Buscando el desarrollo sustentable de la región chaqueña, Agroideal reúne la información, la analiza cruzando variables, ponderando capas de información, aportando números de productividad de soja, mapas de poblaciones originarias y superficies de bosque nativos. A partir de ahí, el usuario puede originar estrategias de negocios o de desarrollo regional para planificar la expansión en áreas ya abiertas, a fin de reducir la conversión de espacios naturales, e impactos sociales y ambientales.

Dichos indicadores fueron definidos por un grupo de trabajo conformado por actores y técnicos de toda la cadena de valor de la soja, desde empresas comercializadoras, bancos, consultores, instituciones científicas, académicas y ONGs. Más de 15 instituciones fueron consultadas en alguna instancia de este proceso, entre ellos especialistas del INTA participaron en la ampliación de información, en el mejoramiento de la calidad de la herramienta y en el nivel de detalles de las categorías descriptas.

Etiquetas: soja, bosques