RECOMENDACIONES DEL SENASA PARA PREVENIR EL ESTRÉS CALÓRICO