TODAVÍA NO ESTAMOS EN UN NÚMERO DE PARICIÓN QUE NOS CONFORME