EXPOSICIÓN RURAL 2017

En el primer semestre, se disparó la venta de máquinas forrajeras

Todas las empresas destacan la demanda firme. Hay altas expectativas para la segunda parte del año.
Clarín

 26-07-17 El ADN de la Exposición Rural de Palermo es la ganadería y, por ende, la maquinaria forrajera también es parte central de la muestra.

De acuerdo a un sondeo hecho por Clarín Rural en la feria, todas las empresas que comercializan herramientas para el segado, acondicionamiento y confección de reservas forrajeras, la henificación, coinciden en que existe una demanda firme de producto y alza destacada en las ventas en la primera mitad del año.

Los datos del crecimiento tienen un piso de 25 por ciento de crecimiento, respecto al primer semestre del año, hasta hay empresas que se arriesgan a sostener aumentos en sus ventas del 50 por ciento.

Las cifras en el alza varían según si la empresa es un fabricante local, que tiene disponibilidad de la herramienta todo el año, y cambia en caso que deba importarla.

Por ejemplo, Mainero, la empresa cordobesa de Bell Ville, es una de las que estima un alza importante en la venta. Otra firma, que no fabrica a nivel local pero con una historia en la fabricación de estos productos, y que sostiene que hay un gran volumen de ventas es New Holland. Desde Kuhn, una compañía de origen francés y joven en el mercado argentino, y que se especializa en la fabricación de estos productos, también afirman el crecimiento del mercado. Por su parte, desde otras compañías como Case, John Deere y el grupo Agco abonan a que hay una tendencia alcista y están apostando a la nueva temporada de forraje (comienza a partir de septiembre) para capitalizar el buen momento.

En general, todas empresas argumentan las mismas causas para hablar del comportamiento del mercado. El mejor contexto de negocios para la producción de carne, no así para la leche, está favoreciendo las mayores ventas en las herramientas forrajeras.

De todas formas, este mejor contexto de negocios obliga a separar las aguas, aclaran desde las firmas que vendieron más este año, porque hay dos realidades: la del contratista forrajero, que brinda servicios de henificación y que pudo comprar una nueva máquina, y la del productor que, por los mejores precios de la carne, también accedió a mejorar su equipamiento de enfardadoras, cortadoras, segadoras o rastrillos.

En escenario, desde el verano hasta el momento, se configuró de las siguiente manera: la buena temporada de lluvias, antes de las inundaciones, permitió una sobreproducción de pasto de verano. Esto ayudó a que los contratistas trabajaran más ofreciendo servicios de henificación. Luego llegaron las inundaciones, lo que provocó que se vendiera rápidamente ese material henificado y que, tanto los contratistas como los productores que vendieron esos rollos confeccionados, tuvieran buena liquidez financiera para renovar viejos equipos, destacaron desde las empresas. Asimismo, esta tendencia es sostenida para lo que queda del año, concluyeron.