MAQUINARIA

Las sembradoras argentinas sufren en el mundial de la competitividad

Las exportaciones de enero a agosto de este año se redujeron 35%, de 85 a 55 unidades, respecto de 2016. El efecto del tipo de cambio multilateral.
4 de Septiembre de 2017

Las exportaciones de sembradoras argentinas cerraron los dos primeros cuatrimestres del año con cifras sensiblemente inferiores a las registradas en los dos años anteriores. Desde enero a agosto pasado, se vendieron al exterior 55 unidades versus las 85 de esos mismos 8 meses de 2016.

En términos económicos fueron US$ 3.799.788 (a un promedio de US$ 69.087) versus US$ 5.425.915,92 (a un promedio de US$ 63.834,30) Es decir que al menos se mejoró un poco el valor promedio por unidad, pero en términos absolutos el nivel de ventas fue un 35% inferior en unidades y 30% en divisas.

Entre los destinos, las cantidades por país comprador fueron las siguientes: Bolivia, 11 (20%); Sudáfrica, 8 (14,5%); Rusia, 7 (13%); Italia, 6 (11%); Bulgaria, Uruguay y Paraguay, 4 (7%); Francia, 3 (5%); y cierran Ucrania, México, Moldova, Guatemala, Colombia, Mozambique, Kazatstan con una unidad cada uno (2%).

Los principales destinos de exportación en 2016 fueron Rusia con el 26% de las ventas totales declaradas seguido por Bolivia (23%), Uruguay (20%), Sudáfrica (12%), Perú (4.8%) y Australia (3.5%), entre otros mercados. Lo destacado es que Bolivia y Sudáfrica se mantienen en niveles interesantes y Rusia, líder el año pasado, redujo sus compras a la mitad, al igual que Uruguay. En tanto, las bajas de Perú y Australia, fueron "suplidas" por las irrupciones de Bulgaria, Paraguay y Francia, entre otras naciones compradoras.

En el desagregado por marca, las ventas siguieron este escalafón: Apache y Gherardi 9 (16%), BTI Agri 8, Super Walter 7, Tedeschi 5 Doble TT 4, Tanzi 3, Altina3, Juri 2, Agrometal 2, Fercam 2, Cele 1.

Las ventas registradas el año pasado correspondieron a SúperWalter con el 22% del total declarado en el período, seguida por Apache (19%), Gherardi (10%), Agrometal (9.5%), Altina (6.3%), Doble TT (5.8%), Abati (3.5%), Crucianelli (3.4%) y Tedeschi (3.0%), entre otras.

Fernando Porcel, gerente de ventas de Apache, en Sudáfrica. Una marca y un destino que se mantienen arriba,

Con todo, en los últimos meses las exportaciones argentinas en general y de maquinaria agrícola en particular perdieron competitividad por la caída del tipo de cambio real multilateral (ver gráfico, más abajo)

En 2016 se declararon exportaciones argentinas de 123 sembradoras por 8,09 millones de dólares versus 172 equipos por 11,2 millones dólares en 2015. Para equiparar los períodos, podemos comparar lo siguiente: en el primer semestre de 2016 se declararon exportaciones argentinas de 68 sembradoras por 4,55 millones de dólares versus 87 equipos por 5,46 millones dólares en el mismo período de 2015.

En el año 2014 las declaraciones de ventas externas de sembradoras argentinas habían sido de 368 unidades por 23,3 millones de dólares, mientras que en 2013 se habían registrado operaciones de 486 equipos por 27,2 M/u$s.

Telón de fondo

Un candidato a llevarse buena parte de las acusaciones es el dólar, o mejor dicho el tipo de cambio, pese a que los dirigentes agropecuarios más representativos han expresado sensatamente en reiteradas oportunidades que tomar al valor dólar como única variable para ganar competitividad no es el camino para un verdadero desarrollo del comercio exterior.

De cualquier modo, es necesario poner en consideración que la sobreapreciación del peso argentino -producto de un tipo de cambio nominal relativamente bajo en combinación con una inflación que se mantiene en niveles altos- dificulta las exportaciones.

El Tipo de Cambio Real Multilateral (TCRM) es calculado por el Banco Central argentino para medir el precio relativo de los bienes y servicios de la economía argentina con respecto al de los de los principales 12 socios comerciales del país, en función del flujo de comercio de manufacturas. Este índice, que sin dudas explica el tema de esta nota, se ubicó durante abril y mayo, promediando el período analizado, por debajo de 85, con el extremo registrado el 4 de mayo de 82.39.

En el siguiente gráfico se puede ver cómo evolucionó el TCRM en el último año, en pendiente apreciativa hasta que en julio pasado "se dejó subir un poco el dólar". Sin embargo, en las últimas semanas, ese factor de mejora para las exportaciones no se sostuvo en el orden de 95, donde había llegado, y luego de bajar hasta 90 a mediados de agosto, desde entonces oscila entre 91 y 92.

La actual es una cifra similar a la registrada un año atrás (93) y bastante superior que a la de dos años atrás (77.0), previo a la "devaluación por sinceramiento de dólar oficial y blue" que instrumentó el gobierno de Macri apenas asumió, que elevó en un día el TCRM de 73 a 100. Pero para ver dónde estamos parados en términos históricos, hay que consignar que se ubica por debajo de la presente en la misma fecha de septiembre de 2014 (106), tras la devaluación de Kiciloff-Fábrega, que marcó 121 el 24 de enero de 2014. En septiembres anteriores el TCRM se ubicó más arriba: 2013 (97) y 2012 (100) 2011 (124). En este último caso fue después de la política económica manejada por Amado Boudou que llevó a Cristina Kirchner a su segunda presidencia con un 54% de apoyo, con su ex ministro de Economía como compañero de fórmula. Pero esa es otra historia, o no tanto...

Etiquetas:
Suscríbase para recibir notificaciones importantes
CHACRA desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"