ACTUALIDAD

"El productor tenía otro tipo de expectativas con este gobierno"

El vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes, hizo un análisis de la situación del sector, haciendo especial foco en la lechería, su área productiva.
7 de Enero de 2018

08-01-17 ¿Qué balance deja el 2017 en lo que respecta al sector lácteo?

Para la lechería, el 2017 fue un año muy complicado. Si bien la cuestión climática no afectó tanto como en 2016, comercialmente fue un año donde hubo una mejora de precios, pero no llegó a ser el precio que demuestre una rentabilidad razonable para el sector. El año que se va cerró con reducción de producción y desaparición de cierto número de tambos medianos y chicos que han tenido que cerrar por la falta de rentabilidad.

Durante el año ha habido un muy buen contacto con la Subsecretaría de Lechería del Ministerio de Agroindustria de la Nación, se han realizado reuniones, se ha generado un sistema como el OCLA que recaba muy buena información, algo que era necesario para el sector para saber dónde estamos parados. Además, hemos tenido una reunión de toda la cadena láctea con el presidente de la Nación y todo el equipo de Agroindustria. Pero todo esto no se vio reflejado en una mejoría de precio considerable que responda a la rentabilidad y poder hacer salir a los productores del endeudamiento en el que están inmersos y a la descapitalización que se produjo en estos últimos años.

¿Qué precio se paga hoy al productor y qué precio debería cobrar?

La brecha de precio hoy en día se mueve entre $ 5,30 hasta $ 6,10, depende de la calidad y el volumen de leche. Ese es el rango en que se están manejando los precios en todo el país. Hoy para que tengamos un precio razonable que deje un margen de ganancia, tendríamos que hablar de entre $ 7 y $ 7,50, porque hoy el costo de producción está entre $ 6 y $ 6,50 y ningún tambo ha llegado a ese valor, con lo cual todos están perdiendo plata.

¿Vislumbra que puede haber buenas noticias este año 2018 en el sector?

Considero que no vamos a tener un año muy diferente al 2017, va a ser un año donde los precios tampoco van a tener un incremento como el que necesitamos. La situación internacional no está mostrando indicios de que podamos exportar. Los mercados afuera están muy difíciles y el valor del dólar tampoco ayuda para ser competitivos, sobre todo por el dólar que tenemos y por el costo de producción interno. Si no hay un aumento del consumo interno, que tampoco se prevé que pueda haber, seguramente el año va a ser muy similar al anterior.

¿Cómo ve hoy en día el posicionamiento de CRA en este nuevo contexto político?

CRA hoy está reflejando claramente la problemática del sector. Tal vez la Mesa de Enlace sea la entidad que mejor refleja con noticias y comunicados la verdad. No porque los otros mientan, sino porque nosotros mostramos a través de la información la crisis que están viviendo muchos sectores del campo y la caída que de alguna manera se ha producido en el sector ganadero, que a pesar de ser el que mejor está, va a tener alguna repercusión o disminución en su rentabilidad.

La entidad está abocada sin duda a manifestar claramente a la opinión pública lo que le está ocurriendo al campo, y trabajamos fuertemente en la comunicación para poder tener una inserción no sólo en el sector agropecuario, sino en el conjunto de la sociedad, ya que es importante que sepa lo que es el campo para este país. Por supuesto, seguimos en contacto con todas las Confederaciones, seguimos creciendo a nivel de productores. Hoy estamos por encima de los 100 mil productores asociados, con 16 Confederaciones y más de 300 sociedades rurales en todo el país. Evidentemente nuestra labor es representar al productor y tratar de hacer escuchar la voz de lo que concita al campo.

Con toda su experiencia de recorrer el país, ¿cómo lo ve al productor agropecuario?, ¿qué es lo que más le preocupa y qué lo incentiva hoy en día?

Lo que le preocupa es la falta de claridad en el futuro, la falta de lineamientos de políticas agropecuarias certeras, la falta de previsibilidad. Es muy importante que pueda planificar a mediano y a largo plazo porque las inversiones se ven a largo plazo. Si no hay una previsibilidad o una política que muestre claramente lo que va a pasar adelante, el productor está inmerso en una incertidumbre que es lo peor que le puede pasar al campo.

Por otra parte, no hay políticas de financiamiento para inversión y un crecimiento que acompañe. El productor está, no sé si llamarlo desilusionado, pero tenía otro tipo de expectativas en el actual gobierno, pensaba que la presión impositiva iba a reducirse considerablemente y eso no se está viendo. Eso es un factor limitante para poder seguir adelante y crecer. En cuanto a los incentivos, es difícil para el campo dar marcha atrás, hay que seguir trabajando. La inercia hace que el sector siga produciendo porque no le queda otro remedio que seguir adelante.

¿Cuáles son sus metas como vicepresidente de CRA para este año?

Como vicepresidente mi objetivo es acompañar al presidente Dardo Chiesa y a toda la Comisión Directiva en el funcionamiento y en el desarrollo de la entidad, respondiendo siempre a los pedidos de las Confederaciones. Tratar de ser la voz y el reflejo de lo que las confederaciones necesitan e ir acompañando el crecimiento de CRA en todo lo que sea necesario y todo lo que el campo pida.

¿Le gustaría en algún momento retomar su camino político?

Sin duda. Uno siempre está dispuesto a colaborar y participar. Yo siempre dije que los lugares que se encuentran libres hay que ocuparlos, y el campo tiene que estar presente en lo que es la política y sobre todo el Poder Legislativo. Si en algún momento existe la oportunidad, bienvenida sea, si no seguiré luchando desde la dirigencia gremial agropecuaria.

007ZO[

Suscríbase para recibir notificaciones importantes
CHACRA desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"