INVESTIGACIÓN

La diversidad vegetal estabiliza los ecosistemas

Según un estudio internacional del que paticipó el INTA, la biodiversidad cumple un rol fundamental en los servicios ecosistémicos.
2 de Agosto de 2018

 02/08/18 La diversidad vegetal estabiliza la provisión de servicios del ecosistema a lo largo del tiempo, según la conclusión a la que arribó el consorcio internacional que estudió la relación entre la diversidad vegetal y la estabilidad de los ecosistemas. Utilizó una red mundial de 123 sitios distribuidos en tierras secas (zonas áridas, semiáridas y subhúmedas-secas) de todos los continentes, aunque no incluyó a la Antártida.

"Nos hemos centrado en las tierras secas porque en ellas vive el 38% de la población humana, y porque su naturaleza dinámica las convierte en un sistema de estudio relevante a escala mundial para el estudio de la estabilidad de los ecosistemas", afirmó Pablo García-Palacios, del Laboratorio de Zonas Áridas y Cambio Global de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), en el comunicado de prensa publicado por el equipo.

En los resultados alcanzados "se destaca que una mayor estabilidad, entendida como la menor variación de la productividad entre años, requiere de ecosistemas diversos", indicó Juan Gaitán, investigador del Instituto de Suelos del INTA y docente de la Universidad Nacional de Luján

La biodiversidad en Argentina

En la Argentina, las tierras secas representan más del 70 por ciento de superficie del territorio y son el principal sustento de la ganadería extensiva que aprovecha la vegetación natural como fuente de forraje. Según Gaitán, para que un productor ganadero pueda planificar su actividad, es necesario "poder contar con una producción vegetal estable a lo largo de los años. Sin embargo, cabe esperar que el cambio climático aumente la variabilidad temporal de dicha producción vegetal".

Un mal manejo del pastoreo o sobrepastoreo produce pérdidas de vegetación y de diversidad de especies. Es decir, impacta negativamente en la provisión de servicios ecosistémicos y contribuye a una mayor variabilidad e inestabilidad de los ecosistemas. En este sentido, es importante incluir sistemas de producción que ayuden a mantener el ambiente del que forman parte, como el silvopastoril, e incluir especies que eviten la erosión de los suelos.

"La biodiversidad cumple un rol muy importante en muchos servicios ecosistémicos; por ejemplo, en estudios previos realizados en Patagonia encontramos que a mayor diversidad de especies vegetales se atenúan los efectos de un año seco. En una sequía se pierde productividad de la vegetación, pero es amortiguada si hay más especies presentes en el pastizal", concluyó Gaitán.