POLÍTICA

La Nación le puso un cepo a Mendoza para que tenga "moneda propia"

Para acceder a la ayuda nacional, Mendoza se comprometió a no emitir cuasimonedas. Era una de las herramientas disponibles, pero que al Gobierno no le simpatizaban. Hubo un repunte de la recaudación.
1 de Julio de 2020

 En el Gobierno había sorpresa cuando vieron el monto de la ayuda nacional aprobada para enfrentar la pandemia. Habían pedido 5200 millones de pesos, prometieron 3500 millones, pero finalmente aprobaron solo 1900 millones. El recorte de recursos obligó a recalcular por un lado y a confirmar las restricciones por el otro. Por eso, por ejemplo, esta semana se confirmó que el Estado pagará los aguinaldos de manera diferida.

Para acceder a esa ayuda el Gobierno debió firmar un convenio en el que la nación le impone pautas de comportamiento fiscal y recorta algunas potestades provinciales para generar herramientas de salvataje. Una de ellas tiene que ver con las "cuasi monedas": al haber firmado el convenio, Mendoza se compromete a no emitir bonos o cuasi monedas como instrumento de financiamiento. Así está estipulado en el convenio firmado por el Gobernador Rodolfo Suarez y el ministro de Economía Martín Guzmán.

    En la cláusula octava del convenio se pone de manera tajante esa restricción y se adelanta que en caso de incumplimiento se corta el financiamiento. "La provincia se compromete a no emitir títulos públicos de circulación como "cuasi moneda".En caso de incumplimiento de este compromiso, se procederá a la cancelación del programa", indica textualmente la cláusula octava del convenio En el Gobierno analizaban como última opción de financiamiento emitir un bono provincial de "circulación", pues antes apuntaban a la ayuda nacional. Ese camino se abrió, pero de manera muy restringida. Sin embargo también hubo un repunte de la actividad económica que marca algunos números positivos luego de tres meses en decadencia.

    Cuando se decretó la cuarentena obligatoria, la Nación lanzó un plan de asistencia a las provincias que constaba de dos vías: Aportes del Tesoro (que no son reintegrables) y créditos blandos. En total eran 120 mil millones de pesos a repartir. Pero los criterios de distribución tienen un margen amplio de discrecionalidad. Y allí Mendoza perdió.

    Más restricciones

    La intención de Mendoza, al igual que otros distritos del país, era que la Nación "coparticipe" de manera equitativa la emisión monetaria que genera. El plan era que los recursos automáticos que se transfieran fueran iguales que el año pasado, pero indexados por inflación. Es decir sin tener en cuenta la caída de la recaudación de impuestos como IVA y ganancias. Eso no ocurrió. Tampoco ocurrirá que Mendoza emita su "propia moneda", salvo que el Gobernador busque romper el convenio de financiamiento que firmó.

    No son las únicas restricciones a las que accedió Mendoza. En el mismo convenio se emulan otras cláusulas de acuerdos anteriores. Entre otras cosas, la Nación auditará las cuentas provinciales para evaluar el desempeño fiscal. Pero también impone restricciones a la contratación de personal y restricciones a los aumentos de salarios. "La provincia implementará durante el 2020 una política salarial y ocupacional compatible con la disponibilidad de sus recursos públicos y las limitaciones que en la etapa presenta la obtención de fuentes de financiamiento", ordena el acuerdo.

    En el mismo acuerdo, se deja plasmado que los gastos trascendentes para enfrentar la emergencia sanitaria corren por cuenta de la provincia. Allí hay una curiosidad: Mendoza buscó comprar insumos críticos, como respiradores, pero la Nación también le puso un cepo y prohibió la compra de insumos. 

    FUENTE: MENDOZA ONLINE

    Suscríbase para recibir notificaciones importantes
    CHACRA desea enviar noticias de primerísima mano.
    Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"