CLIMA

Las últimas lluvias dan una fuerte señal de que el bloqueo seco quedaría atrás

La Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) hizo un relevamiento de cómo impactaron las recientes precipitaciones en la región núcleo.
26 de Octubre de 2020

 De acuerdo a los anuncios de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), las últimas lluvias dan una fuerte señal de que el bloqueo seco quedaría atrás durante la campaña 2019/20. El evento de precipitaciones trajo un gran alivio para el sector porque viene emparejar la situación crítica que se esperaba para el mes de octubre.

El cambio de quincena logró que los desarrollos pluviales abandonaran su recurrente y exclusiva presencia sobre el sur de la región pampeana, avanzando hacia el centro del país.

Durante las últimas semanas las lluvias fueron muy generosas en casi la totalidad de la región pampeana y, si bien una vez más el territorio bonaerense capitalizó montos muy significativos, en esta oportunidad y en especial en los últimos tres días, las precipitaciones avanzaron hacia el centro de la zona núcleo con acumulados comparables, tanto en volumen como en distribución geográfica, con las buenas lluvias de fines de agosto

Además de Buenos Aires y La pampa, que sin sorpresas continuaron sumando milímetros, en esta oportunidad las lluvias derrumbaron el bloqueo que impedía el progreso de los sistemas precipitantes más allá del límite norte de Buenos Aires, alcanzando el centro sur de Santa Fe con abundantes registros, entre 30 y 60 milímetros y el castigado sudeste de Córdoba, con montos un poco más bajos, pero igualmente beneficiosos, entre los 15 y los 45 milímetros. Si bien no con el mismo caudal, las lluvias también se desplazaron territorialmente hacia el noroeste, llegando al resto de la región mediterránea con registros más moderados pero que, en casos como Santiago del Estero o Tucumán, quebraron un periodo de meses sin aportes de agua.

Aunque los acumulados recibidos están lejos de los requeridos para recomponer las condiciones hídricas, constituyen una mejora respecto del importante déficit que viene sufriendo el centro norte del país. Probablemente estas lluvias llegaron un poco tarde para el trigo, pero son útiles para evitarle mayores daños. Por otro lado el agua recibida es un alivio para el maíz y un aliciente para las siembras tempranas de soja.

Es evidente que estas lluvias, aunque oportunas, no han modificado sustancialmente el impacto negativo que un semestre de déficit pluvial ha producido en las reservas de agua de nuestra región de análisis. Los perfiles continúan mucho más secos que lo normal y los acumulados de precipitación necesarios para alcanzar condiciones edáficas óptimas son demasiado elevados para lograrlos en el corto plazo, más aun en un contexto NIÑA. De todas formas, es bueno aclarar que esos valores son los calculados de máxima para llegar a reservas óptimas y homogéneas. En las tareas de campo, con buenas prácticas agrícolas y un análisis localizado de las parcelas, es factible llevar adelante la campaña con valores sensiblemente inferiores.

Las condiciones de inestabilidad y lluvias dispersas se mantienen al cierre del presente informe, y los pronósticos de corto plazo muestran nuevos desarrollos dentro de la última década del mes, con un grado de cobertura similar al del cambio de quincena. Si las proyecciones se convalidan pueden ser el inicio de una transición hacia noviembre con un régimen pluvial un poco más lejos del déficit y más cerca de los valores normales estacionales.

Fuente: BCR News

Suscríbase para recibir notificaciones importantes
CHACRA desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"