AGRICULTURA

Santa Fe: la campaña gruesa continua muy afectada por el clima

Los cultivos tempranos de soja y de maíz, en sus distintas etapas fenológicas, ubicados en los departamentos del norte, centro y sur de la provincia continuaron reflejando el impacto de la falta de lluvias.
25 de Enero de 2023

 La secuencia de imágenes de los cultivos tempranos de soja y de maíz, en sus distintas etapas fenológicas, ubicados en los departamentos del norte, centro y sur del área del SEA, continuaron reflejando el impacto de la falta de lluvias, déficit hídrico, heladas y la marcada amplitud térmica con elevados registros diarios, de los últimos meses.

"Por ello, se observó el impacto muy heterogéneo y un presente muy complicado, pero con cierto margen de reacción en algunos lotes aislados como consecuencia de las precipitaciones acaecidas", dice el informe del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la Provincia, que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

El intervalo comprendido entre el 18 y el 24 de enero de 2023, comenzó con nubosidad en aumento, inestabilidad climática, precipitaciones, varió el jueves 19 a días soleados, temperaturas en ascenso, buen tiempo hasta inicios del sábado 21, que cambió por el ingreso de un frente de tormenta del sector suroeste - noroeste, con lluvias de muy variadas intensidades e irregular distribución geográfica y temperaturas medias diarias acordes a la época.

Dicha situación climática se manifestó hasta inicios del domingo 22, luego jornadas soleadas, estabilidad climática, buen tiempo, escasa nubosidad y vientos de bajas intensidades, características que se extendieron en todo el ámbito de estudio, hasta el final del período. Las temperaturas fluctuaron entre mínimas de 21 a 30 ºC y máximas de 29 a 40 ºC.

Los montos pluviométricos oscilaron desde mínimos de 10 a 12 mm y máximos entre 35 a 75/80. Las lluvias se presentaron en toda el área, pero con la característica de su irregular y heterogénea distribución geográfica.

Las precipitaciones provocaron la reacción del sector agrícola, se observó un intenso movimiento de equipos o sembradoras, por lo que se reanudó así el proceso de siembra, en particular soja tardía y maíz tardío, aunque cerró el período de las fechas o ventanas óptimas para su implantación. También hubo productores que todavía no resolvieron llevar o no, a cabo dicha tarea.

Maíz tardío; se implantó una importante superficie, particularmente en las áreas de influencia de las cuencas lecheras.

Soja tardía; se avanzó en la siembra en casi la totalidad de los departamentos del área de estudio. Hasta la fecha se logró un 82 % de lo estimado, lo que representó aproximadamente unas 475.600 ha.

El algodón, en estado de floración en algunos cultivares y en formación de cápsulas en otros, reaccionó favorablemente a las precipitaciones de la semana.

Para el intervalo comprendido entre el 25 y el 31 de enero de 2023, los pronósticos prevén desde su comienzo, nubosidad en aumento, alguna inestabilidad climática, con altas probabilidades de precipitaciones de variadas intensidades y montos el jueves 26 o el viernes 27, en toda la superficie del SEA. Continuarían días inestables que alternarían con horas soleadas y otras nubladas, temperaturas en leve ascenso, nuevas lluvias, situación que se extendería en toda el área de estudio hasta el final del período. Las temperaturas fluctuarían entre mínimas de 20 a 28 ºC y máximas de 31 a 42 º.

Girasol

Las características de los días de la semana condicionaron el normal avance del proceso de la cosecha del girasol; actividad que se reanudó a mediados de ella e ingresó así, en los últimos días de la etapa de recolección en los departamentos del norte santafesino.

Los rendimientos promedios sin variaciones de importancia, continuaron siendo irregulares y en gran parte bajos, por las características ambientales de estrés hídrico y térmico que atravesaron el ciclo. Los mismos oscilaron entre mínimos de 4 - 6 a 8 qq/ha y máximos de 18 a 20 qq/ha. Los primeros se obtuvieron en los cultivares de ciclo corto, que fueron muy impactados por el clima que acompañó su etapa vegetativa.

En general, el estado de la oleaginosa prosiguió siendo malo a regular, bueno a muy bueno, dependiendo de las precipitaciones ocurridas en cada zona y la etapa fenológica en que se encontraba cada parcela.

Maíz Temprano

El potencial genético de los cultivares de maíz temprano estuvo muy condicionado por el importante déficit hídrico padecido y en la campaña 2022/2023 no se desplegó en su totalidad, por lo que surgieron muchos interrogantes, algunas enseñanzas y nuevas experiencias que deberían capitalizarse.

Con el paso de los días y lo avanzado de las etapas fenológicas de los cultivos, las precipitaciones tardías no posibilitaron la reacción de los maizales.

En los distintos distritos de los departamentos del SEA se observó el movimiento de máquinas y equipos picando/embolsando el cereal, algunos productores, dado los elevados costos y la baja calidad del material, continuaron confeccionando rollos de las plantas enteras, que luego comercializarían con ganaderos y otros, optaron por el pastoreo directo de los maizales.

Algodón

Al igual que el resto de los cultivos, el algodón sufrió las consecuencias de la falta de precipitaciones y las elevadas temperaturas, lo que se tradujo en menor desarrollo, irregular crecimiento de las plantas y retraso en su ciclo vegetativo.

Además, por las condiciones ambientales se detectó la presencia de trips, que complicó más aún el panorama. Se realizaron varias aplicaciones que incrementaron los costos, lo mismo sucedió con el control de las malezas, las que avanzaron ante la falta de aplicaciones oportunas.


Etiquetas: