Estrategias sobre arrendamientos

Todos ganan si el planteo es sustentable

Un trabajo realizado por profesionales del agro revela que los riesgos de pérdidas económicas se reducen, al tiempo que crecen las utilidades del dueño y del arrendador. Eso sí, se requieren relaciones de largo aliento.
Chacra
22 de Agosto de 2017

Es habitual escuchar que el cortoplacismo en materia de alquileres conspira contra la sustentabilidad de los planteos agrícolas. De hecho es así, si bien no es la única alternativa. Carlos y Hernán Pastor, socios de Agro Gestión Consultora Agropecuaria e integrantes de la Regional Río Cuarto de Aapresid han logrado demostrar que podemos arribar a modelos sustentables y que el matrimonio con el alquiler es perfectamente viable, si se cumplen ciertos requisitos. Gracias a que estos modelos mejoran la producción y la estabilidad del sistema y pese a sus mayores costos, permitirían no sacrificar ingresos significativos para los dueños de la tierra, sin recortar la rentabilidad para los inversores. Éste es el camino para que la producción agrícola argentina en campos alquilados siga siendo viable económicamente y sustentable agronómicamente.

Para lograr su objetivo han utilizado una metodología de análisis específica de modo de determinar qué niveles de arrendamiento puede soportar el negocio agrícola mediante el supuesto de una rentabilidad objetivo.

El análisis económico se realizó sobre dos modelos de producción, uno denominado "modelo actual", el cual supone una rotación 75% soja-25% maíz y otro denominado "modelo sustentable", que involucra una rotación 50% soja-50% maíz, más cultivos de cobertura en un 50% de la superficie total. Ambos modelos con diferentes niveles de fertilización y distintos rendimientos promedios en virtud de modelos de simulación corridos se observan en la figura Análisis de factibilidad económica.

Paso a paso

La metodología de análisis utilizada consiste en determinar en primer término una rentabilidad objetivo, que el negocio debería brindar teniendo en cuenta las características y el riesgo asociado a la actividad, para un determinado precio (actual o futuro) y con un nivel de rendimiento promedio.

En este análisis se utilizó una rentabilidad objetivo (cociente utilidad/inversión en capital de trabajo) del 15% en dólares. Luego se procede a calcular cuál es el costo meta que se debe alcanzar para que la rentabilidad objetivo se cumpla. Los Pastor definen costo meta como el nivel de gasto que el negocio permite asumir para poder llegar a una determinada renta objetivo. Por cierto, el costo meta se calcula incluyendo distintas modalidades de arrendamiento que van desde pagos al contado por anticipado hasta arrendamientos 100% variable, con una serie de modalidades intermedias.

Del análisis de cada modalidad se obtiene información sobre cuáles serían los niveles de arrendamiento que la estructura del negocio podría afrontar, así como el capital de trabajo necesario.

A su vez, el concepto de riesgo considera que los supuestos de una proyección se basan en probabilidades de ocurrencia que se pueden estimar (clima, rendimientos promedios, precios y otros factores) mientras que la incertidumbre enfrenta una serie de eventos futuros a los que es imposible asignar una probabilidad (decisiones de economía política, tipo de cambio futuro, etc.).

Por último, y en cuanto a las diferentes modalidades de arrendamientos analizadas en este trabajo, cabe citar:

x.-Alquiler fijo con pago al contado.

x.-Alquiler fijo con pago a cosecha.

x.-Alquiler fijo con pago 50% al contado y el resto a cosecha.

x.-Alquiler variable con pago porcentaje de la producción a cosecha.

x.-Combinación 1 : adelanto fijo + porcentaje de la producción a cosecha.

x.-Combinación 2 : adelanto fijo a cuenta del porcentaje de la producción a cosecha 

(más información en revista impresa Chacra de agosto 2017)

Etiquetas: