INVESTIGACIÓN

Un estudio revela las ventajas de que el maíz respire menos

Según FAUBA, los híbridos más modernos cada vez respiran menos y consumen una proporción menor de energía en comparación con la que producen.
31 de Mayo de 2019

En las últimas décadas, el cultivo de maíz registró una importante ganancia en sus rendimientos debido, en parte, a la posibilidad de aumentar las densidades de siembra. Un equipo de investigadores de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) realizó un análisis retrospectivo para identificar las causas fisiológicas que habrían favorecido este incremento, cuyos resultados podrían ayudar a mejorar el desarrollo de nuevos materiales a futuro.

Juan Ignacio Cagnola, docente de la cátedra de Fisiología Vegetal de la FAUBA afirmó: "Sabemos que los maíces pueden aumentar su rendimiento porque, entre otros factores, hoy poseen una mayor tolerancia a la densidad de siembra". Además señaló que, por ejemplo, en las últimas décadas los productores agrícolas del cinturón maicero de Estados Unidos lograron duplicar sus rindes por hectárea, al tiempo que aumentaron 60% la densidad de siembra.

"Algunos estudios explican la mayor tolerancia a altas densidades a través de cambios generados en la arquitectura de la planta que podrían mejorar su eficiencia para capturar más luz. Principalmente se ha concluido que un cambio en la distribución de fotoasimilados -carbohidratos producidos por la fotosíntesis- dentro de la planta otorga la mayor tolerancia. Nosotros nos detuvimos en evaluar los procesos de generación de esos fotoasimilados, que representan una fuente de energía para el cultivo", indicó Cagnola.

Lee también:Trigo: la recuperación de pisos da paso a las sembradoras 

Mediciones de respiración foliar en hojas de maíz

Al respecto, informó que mediante sus estudios hallaron que los híbridos más modernos de maíz disminuyeron la respiración foliar: "Cada vez respiran menos y consumen una proporción menor de energía en comparación con la que producen. Estos factores representan una ventaja cuando las plantas crecen en ambientes limitados por la luz".

Si las plantas se desarrollan en una situación aislada, con mucha luz, no obtendrían ninguna ventaja por el hecho de respirar menos. Pero si crecen en una condición de altas densidades, donde la luz está limitada, esa posibilidad de respirar menos le permite producir una mayor cantidad de fotoasimilados netos, detalló el investigador.

"Llegamos a la conclusión de que, en parte, estos cambios se deberían a que los genotipos modernos poseen hojas son más delgadas y por eso estarían respirando cada vez menos. Las hojas tienen una mayor área foliar específica que redunda en una menor biomasa por centímetro cuadrado", especificó el experto.

Fuente: Sobre la Tierra

Etiquetas: fauba, maiz