ECONOMÍA

Subió financiamiento bancario en dólares

Alcanzó un nuevo máximo desde finales de la convertibilidad, explicado por fuerte alza de tasas de interés en pesos y nuevas normas.
16 de Septiembre de 2019

 De acuerdo a la Bolsa de Comercio de Rosario, el financiamiento bancario en dólares al sector agrícola (cultivos de cereales, oleaginosos y forrajeras), alcanzó un total de 1.479 millones de dólares. Los préstamos en pesos a este sector (convertidos al tipo de cambio) al final de Junio del 2019 alcanzó un total de 683 millones de dólares. En este sentido, la financiación tomando fondos en dólares alcanzó el 68 % del total, algo que no se veía desde antes del fin de la convertibilidad.

Entre los factores que explican esta dinámica se encuentra, la liberalización de la cuenta de capitales, mayor libertad a los bancos locales para prestar en moneda extranjera, acumulación de depósitos en dólares ociosos y tasas de interés activas en pesos muy por encima de lo que se paga por los préstamos en dólares, entre otros. Los posibles factores causantes del cambio en el financiamiento bancario del sector agrícola se exponen a continuación:

a) Aumento de la capacidad prestable en dólares

Debido al peligro que generó históricamente el descalce de monedas de los bancos en economías altamente volátiles como la Argentina, las autoridades del Banco Central, luego de la salida de la convertibilidad, aplicaron medidas para limitar la capacidad prestataria de los bancos en dólares. A partir de ese entonces sólo se iba a poder prestar dinero en moneda extranjera a individuos o personas jurídicas que posean una facturación en moneda extranjera para poder enfrentar el repago de la misma en la misma especie (llamado como destinos del crédito). Bajo este grupo, todavía no se encontraban los productores agropecuarios.

Poco después del 2001, el crédito en la economía prácticamente se desvaneció por lo que productores se vieron limitados a financiarse con su propio capital y/o con créditos extrabancarios (especialmente canje) por varios años. A su vez, en un primer momento, la capacidad prestable en dólares de los bancos solamente se limitaba a operaciones de exportación, préstamos entre bancos, y financiación al estado nacional. Luego de mucho tiempo, el límite a la capacidad prestable se extendió, entre otros, a productores o procesadores de bienes que tuvieran ventas en firme con el sector exportador4. Sin embargo, el crédito (total y en dólares) no creció sustancialmente hasta que la Argentina accediera nuevamente a los mercados financieros y las tasas de interés en dólares cayeran a niveles razonables. Cuando se dio este hecho, el porcentaje de financiación en dólares creció en relación al total alcanzando al sector agropecuario.

Algunos Bancos reportan crecimiento en el último año de un 40% en la operatoria de créditos en U$S a productores con cesión de derechos de cobro futuros de contratos de compraventa de granos a plazo (forward). A pesar de los problemas macroeconómicos actuales, se estima que esta tendencia seguirá persistiendo en la próxima campaña 2019/2020.

b) Alto diferencial de tasas en pesos y en dólares

Debido al esquema de agregados monetarios que aplicó el BCRA para controlar la inflación, la tasa de interés endógena en pesos resultante de este compromiso aumentó muy por encima de las expectativas inflacionarias. El incremento resultante de la misma generó que muchos productores se inclinen a la toma de préstamos en dólares. En la ecuación financiera, con insumos dolarizados, ingresos correlacionados con el tipo de cambio y tasas de interés menores, se torna conveniente la toma de préstamos denominados en moneda extranjera, ganándole a la estrategia de financiación en pesos. El promedio de las tasas de interés pagadas por el financiamiento en dólares fue del 6 a 7 % anual en el segundo trimestre del año 2019 mientras que las tasas en pesos alcanzaron valores superiores el 70 % anual. Recordemos que dos años atrás, las tasas de interés en dólares de los préstamos bancarios a productores oscilaban entre el 4/4,5% anual.

c) Participación de la financiación del sector agrícola respecto al total nacional

En línea con la baja del nivel de actividad, la participación del financiamiento del sector agrícola respecto al nivel nacional aumentó. Alcanzando el 4,7 % del total. A pesar de la gran cantidad de divisas y dinero que genera el sector agropecuario, es muy bajo el nivel de financiamiento que tiene con el sector bancario nacional. Este, a lo largo de los años, encontró otras alternativas para la financiación de los insumos y del capital del trabajo, como los pooles de siembra, la financiación de capitales en el exterior, la utilización de capital propio y el canje de cereales y oleaginosas como pago de insumos y maquinaria agrícola.

d) Sigue cayendo la utilización de las tarjetas de crédito rurales

Las entidades bancarias reportan la continuidad de la caída en el financiamiento de los productores en la compra de insumos con tarjetas de crédito rurales. Los precios de estos bienes con tarjeta tienen implícita la incorporación de un costo financiero en pesos del orden del 70 al 80% anual, lo cual los encarece de manera significativa. Este factor junto con el acortamiento de los plazos de pago a 90 días, han generado una caída en la utilización de este instrumento que, años atrás, había evidenciado una fuerte preferencia en los productores agropecuarios.


Fuente: BCR News

Suscríbase para recibir notificaciones importantes
CHACRA desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"