GANADERÍA

Asociado con chinos, el cerdo en Córdoba se prepara para escalar

En los próximos meses, productores del país asiático recorrerán la provincia con la intención de avanzar en proyectos asociativos con granjas locales. El plan traería 500 millones de dólares en inversiones.
17 de Enero de 2020

 Tendrán al país en los próximos meses; se trata de representantes de las ocho empresas productoras de cerdos más grandes de China. En esa lista se encuentra, por ejemplo, WH Group, una compañía procesadora de carne que produce 22 millones de cerdos por año, más de tres veces el volumen nacional.

Su llegada a la Argentina, donde tienen previsto mantener reuniones con funcionarios de diferentes provincias y en especial con productores, tiene como objetivo analizar inversiones asociativas para producir carne de cerdo en el país.

Con un modelo de escala, similar al que tienen en su país, los empresarios extranjeros también visitarán Córdoba en la búsqueda de potenciales socios.

El nexo entre los productores asiáticos y los argentinos es la empresa Biogénesis Bagó, que desde 2017 produce en su propia planta ubicada en China vacunas antiaftosa para bovinos y cerdos.

"Como empresa nos sentimos locales en China, no somos una compañía que exporta o quiere ingresar a ese mercado. Producimos allá e interactuamos con los productores", aseguró a Agrovoz Esteban Turic, CEO de la compañía y quien lideró durante cuatro años la filial en Asia con base en Shanghai.

A partir de este conocimiento, y con la irrupción de la Peste Porcina Africana en el mercado porcino del gigante asiático, la posibilidad de conformar un plan estratégico para la cadena porcina en Argentina cobró fuerza.

Es así que luego de la firma de un memorando de entendimiento entre la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP) y la Asociación China para la Promoción y el Desarrollo Industrial de China (Capid, por sus siglas en inglés), ambos países avanzan en un proyecto de una magnitud que sorprende: inversiones por 27 mil millones de dólares en los próximos cuatro a ochos años capaces de generar 20.000 millones de dólares anuales en exportaciones de carne de cerdo y sus derivados.

"Permitiría pasar de una producción anual de seis millones de cerdos a 100 millones en los próximos ocho años", dimensionó Turic.

La iniciativa, que además ya cuenta con el apoyo del Gobierno nacional y de varias provincias, podría convertirse en un proyecto estratégico que permitirá generar más de 100 mil puestos de trabajo en forma directa, según sostienen sus impulsores.

En Córdoba

Días atrás, el gobernador Juan Schiaretti y el ministro de Agricultura Sergio Busso recibieron a los impulsores de la iniciativa, con quienes analizaron las posibilidades del plan para Córdoba.

"Puede incluir inversiones por 500 millones de dólares y generar 5.000 puestos de trabajo", reconoció Luis Picat, actual intendente de Jesús María, y referente en la producción y la industrialización de cerdo en el norte provincial.

A partir del financiamiento que traigan las empresas chinas, el plan arrancaría con modelos asociativos con productores locales, que ya tienen granjas y están dispuestos a crecer. Una segunda etapa estaría abierta a la radicación de plantas frigoríficas y de cámaras de frío para garantizar las operaciones de comercio exterior.

"Es una gran oportunidad para el país. Argentina es uno de los mejores lugares del mundo para producir cerdos por el status sanitario que tenemos y por la disponibilidad de maíz, soja y agua. Aquí se puede llegar a producir 4000 kilos de cerdo por madre por año", aseguró Lisandro Culasso, presidente de la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP).

El productor de Monte Buey sostiene que el modelo de desarrollo porcino que el sector productivo chino está dispuesto a financiar es la construcción de las unidades productivas de escala intermedia a grande en diferentes provincias, las que requieren montos de inversión de entre 100 y 150 millones de dólares cada una.

"Ese es el monto que cuesta una granja con 15 mil madres, capaz de producir 460 mil lechones por año, que luego se engordarían en un sistema asociativo en establecimientos de la zona", explicó Culasso.

Un esquema de integración similar viene desarrollando la empresa Isowean, una granja con 6.500 madres de la que Culasso es uno de sus directores, con productores de la zona de Monte Buey. El objetivo es alcanzar las 12.000 madres y distribuir los lechones entre productores de la zona para que los engorde. "Es una forma de darle valor agregado a los cereales", explicó el titular de la AAPP.

El proyecto con China tiene proyección federal, ya que puede desarrollarse en cualquier provincia que tenga acceso a maíz y soja, que son los principales insumos para la producción de cerdos.

"Es una buena noticia para la actividad, que así podrá desarrollarse todavía más en las zonas alejadas de los puertos donde la producción de granos no es competitiva para su exportación", explicó Mario Aguilar Benítez, secretario de la Cámara de Productores Porcino de Córdoba (Cappcor).

Para el productor, convertir proteína vegetal en animal en origen es la base de un círculo virtuoso que ayuda al crecimiento de las economías del interior.

Fuente: AgroVoz

  • powered by
Suscríbase para recibir notificaciones importantes
CHACRA desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"