Gremiales

Reclaman intervención del gobierno ante el agravamiento del paro de transportistas

La medida de fuerza está empezando a generar estragos en el sistema productivo. Los dueños y choferes de camiones reclaman una rápida actualización de tarifas basada en los aumentos de costos de la logística.
El Economista
20 de Enero de 2021

La medida de fuerza de Transportistas Unidos Autoconvocados (Tuda) está empezando a generar estragos en el sistema productivo.

Los dueños y choferes de camiones, nucleados en Tuda, reclaman una rápida actualización de tarifas basada en los aumentos de costos de la logística. Entre ellos, los combustibles. Para ello, diseñaron una medida de fuerza original: los más de 30 puntos de protesta, donde se limita la circulación (salvo para camiones que transporten mercadería perecedera), van variando, como estrategia de sorpresa y visibilización.

La Federación de Acopiadores emitió uno de los comunicados más duros. Allí, manifestó su "profunda preocupación ante las medidas de fuerza tomadas por un grupo de personas denominados transportistas autoconvocados".

Dijeron que además de realizar cortes de rutas en distintas zonas del país, están "amenazando y agrediendo a los choferes de camiones".

"Nos sorprende la pasividad de los gobiernos provinciales, en especial la del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, a cargo del Dr. Berni, donde la presencia policial, con su pasividad, convalidó situaciones de virtual secuestro, tanto de los camiones como de los choferes, a quienes se les impedía hasta volver a sus casas", dijo la federación.

"Los ministerios de seguridad provinciales no ayudan a las víctimas y los fiscales no actúan de oficio ante los delitos visibles. Por eso, desde Acopiadores realizamos denuncias penales para proteger a los transportistas que quieren seguir trabajando", agregaron en su Twitter. La federación representa unos 1.500 centros de almacenaje de granos diseminados por todo el interior del país.

Los principales cortes, que afectan diversas rutas neurálgicas, fueron Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe. En Chaco y San Juan también hubo cortes.

Según La Nación, Tuda es un grupo de alrededor de 2.000 camioneros que se unieron con el argumento de "no verse representados por ninguna entidad existente" y se movilizan en todo el país "por la pérdida de rentabilidad que sufre el sector".

La Unión Industrial Argentina (UIA) también pido más acción por parte del Estado. "La circulación y distribución de bienes industriales se encuentra interrumpida debido a cortes de ruta que se están llevando adelante en diferentes regiones del país".

 Los cortes afectan particularmente a la industria en función del desabastecimiento de insumos, las complicaciones para distribuir los productos y la detención de líneas de producción. Los cortes de rutas estratégicas en las provincias con mayor densidad industrial impiden la circulación tanto de los transportes que abastecen con materias primas e insumos, como los que retiran para la distribución los productos terminados de los distintos establecimientos fabriles", señalaron.

"Entre los rubros más afectados se encuentra el automotriz -algunas empresas han tenido que paralizar su producción ante la falta de autopartes, lo que derivó en la suspensión de operarios- y la industria siderúrgica -complicando el abastecimiento de acero al mercado interno y los pedidos externos de productos locales-. Los bloqueos de Tuda también impactan en sectores esenciales como el de alimentos y bebidas, donde la mercadería refrigerada se vio comprometida y en algunos casos incluso debió ser desechada por la ruptura en la cadena de frío", dijeron.

Desde Fiat, unas de las afectadas, dijeron que el lunes tuvieron que parar la producción durante las dos horas del último turno y ayer no pudieron trabajar, lo que significa "400 autos perdidos que habrá que recuperar en otro momento".

La terminal de Renault también se vio afectada.

Ante este delicado panorama, las cámaras socias de la UIA solicitan que se arbitren las medidas necesarias para permitir la circulación, retomar la producción y garantizar el abastecimiento a todo el país. "En un contexto atravesado por las dificultades logísticas y económicas de la pandemia, resulta indispensable recuperar los niveles de actividad previos al inicio de la pandemia. Esto solamente será posible si se garantiza la normal circulación y el consecuente abastecimiento en establecimientos industriales de las diferentes regiones productivas afectadas por los cortes", concluyeron.

"Como consecuencia de la medida de fuerza adoptada por algunas entidades que nuclean a empresarios del transporte automotor de carga, que bloquea el normal flujo de vehículos que operan entre las diferentes plantas del sector, comienza a manifestarse un faltante de productos semielaborados, necesarios para la fabricación y el abastecimiento de productos finales para varias cadenas productivas como construcción, agro, línea blanca y autopartes.

Cabe hacer notar que, con gran esfuerzo e incremento de dotaciones en las distintas plantas productoras de acero, se está trabajando casi a total capacidad para permitir el normal abastecimiento de bienes necesarios para los distintos segmentos de mercado", dijeron, a su turno, desde la Cámara Argentina de Acero.
"En este momento tan desafiante para la cadena de producción de acero, creemos que es imperioso llamar al diálogo y evitar medidas que ponen en riesgo el trabajo de una enorme cantidad empresas y personas que, de manera directa o indirecta, se ve perjudicada por este accionar.

\
De mantenerse la situación actual no se podrá garantizar el abastecimiento de productos y servicios para la construcción, el agro, línea blanca y automotriz, generando de esta manera, un perjuicio enorme a toda la cadena productiva", agregaron.
Asimismo, desde CIARA y CEC expresaron "su preocupación por los perjuicios que ocasiona una huelga de denominados transportistas autoconvocados, sin representación institucional, que impide el tránsito en las rutas de camiones con insumos, provoca el desabastecimiento y bloquea la exportación".

"Al disminuir el ingreso de camiones, retenidos en las rutas por un reclamo que bloquea la libre circulación, a terminales portuarias y plantas agroindustriales, se entorpece, primero, y se paraliza, después, la principal fuente de exportaciones de Argentina.

Es vital proteger la cadena productiva del país que, como en la agroindustria, desemboca en la exportación de Argentina, que el año pasado representó el 70% de los ingresos de divisas con los cuales pudo desenvolverse la actividad industrial y comercial de todo el país. Por lo tanto, se insta a las autoridades nacionales y provinciales a tomar urgentemente cartas en el asunto, para evitar las graves consecuencias de un reclamo ajeno a este sector pero que padece sus secuelas", agregaron.

Etiquetas:
Suscríbase para recibir notificaciones importantes
CHACRA desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"