Agricultura

Reclaman medidas para garantizar exportación del trigo HB4

Destacan que el evento resistente a sequía constituye un hito tecnológico, pero existen serias dudas sobre la posibilidad de exportarlo
Diario BAE
20 de Octubre de 2020

La cadena de valor agroindustrial reclamó al Gobierno medidas para asegurar la comercialización del trigo transgénico HB4, resistente a sequía, tras la aprobación oficial de este material durante los primeros días de octubre. 

Fuentes del sector triguero consultadas por este medio destacaron que el HB4 constituye un hito tecnológico, pero existen serias dudas sobre la posibilidad de exportarlo. Si bien se aprobó este nuevo cultivo, desarrollado por la empresa argentina Bioceres, su uso se encuentra sujeto al visto bueno de Brasil. 

Esta situación generó resistencias tanto en las cámaras trigueras del vecino país como en Bolsas y entidades empresariales argentinas. Un dato a tener en cuenta es que el negocio global de este cereal moviliza al año unas 178 millones de toneladas de trigo no modificado genéticamente. 

Otra duda que persiste en torno de este negocio es si la empresa dueña de esta tecnología liberará su desarrollo, con un mercado que solo trabaja con cerca del 50% de semilla legal. La irrupción de esta variedad de trigo modificada genéticamente dividió las aguas en el campo argentino. En el caso de las Bolsas de cereales argentinas, en conjunto con cámaras empresariales y entidades gremiales del agro, emitieron un comunicado en donde ratificaron su rechazo al HB4, al entender que, a nivel de mercado externos, presenta "condiciones especiales y altamente riesgosas". 

En el ámbito doméstico, advirtieron que el mercado interno "no tiene experiencia en consumir trigo transgénico", además de un impacto negativo en los precios y abastecimiento de este cultivo, esencial en la mesa de los argentinos. En este punto, y en sintonía con la Bolsa de Comercio de Santa Fe, reclamaron al Gobierno que instrumente las medidas necesarias para evitar sobresaltos en los 54 mercados a los cuales nuestro país exporta trigo. 

Entre las voces que se pronuncian a favor de esta nueva tecnología, sostienen que el trigo resistente a sequía suma puntos a favor de la producción sustentable, con la reducción de la huella de carbono como estandarte principal. 

Desde la industria exportadora del cultivo entienden que un rechazo al trigo argentino sería un problema grave, en el contexto de un mercado que representa casi el 50% de las ventas totales. "Además de Brasil, hubo sondeos con otros posibles compradores y las respuestas no fueron buenas", reconoció una fuente del sector industrial. 

En el ámbito doméstico, los molinos entienden que sería por demás complicado implementar una certificación para separar ente "harina OGM" (organismo modificado genéticamente) y harina libre de transgénicos. Por su parte, desde el ámbito oficial, entienden que esta tecnología se aprobó en el momento justo y puede perfilarse como una llave para afrontar los vaivenes del cambio climático en la producción agrícola. 

En diálogo con BAE Negocios, el consultor en agronegocios Pablo Adreani enumeró las principales ventajas que otorga esta variedad resistente a sequía. "Permite ampliar la frontera productiva, ganar rindes y llegar a regiones como el norte argentino", estimó. 

En este sentido, agregó: "Argentina debería tener una política para que este trigo se apruebe en todo el mundo, ya que puede dar soluciones a países como Australia, que sufrió los efectos de la falta de agua en ese cultivo".

Etiquetas:
Suscríbase para recibir notificaciones importantes
CHACRA desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"