AGRICULTURA

Preocupación por el trigo en la región núcleo

Donde no llovió, los trigos encañan sin agua y el 48% de los cuadros está malo a regular, aunque tras las lluvias, los cuadros regulares y malos bajaron de un 35% a un 25% en la región núcleo.
19 de Agosto de 2022

 La Bolsa de Comercio de  Rosario señaló en un informe la situación preocupante que atraviesa el trigo en la región núcleo. 

Tras las lluvias, los cuadros regulares y malos bajaron de un 35% a un 25% en la región, pero la situación es crítica dónde no llovió. Se trata de la porción central de la región núcleo -sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires- dónde ya hace tres meses que no hay lluvias de importancia. Allí, el trigo empieza a encañar con el 48% de los lotes regulares y malos, indica la entidad.

"Es muy preocupante la falta de agua. Un 10% de los trigos ya están encañando. Los requerimientos aumentan y las lluvias no acompañan", dicen desde Bigand donde ya esperan fuertes caídas de rendimiento. En Pergamino y Colón tampoco llovió y hablan del deterioro: el 40% de los cuadros están regulares. En General Pinto las lluvias de esta semana "permitan reactivar al cereal, sin embargo son insuficientes para mejorar el 30% de los cuadros que lucen en estado regular y que ya acusan mermas en el rinde potencial".

Pero donde llovió, como en Carlos Pellegrini, El Trébol, Cañada Rosquín y Marcos Juárez, los trigos han repuntado y se mantienen las expectativas de rinde.

Algunas lluvias en el sur de región núcleo

Durante el jueves 11 y el miércoles 17 de agosto, el extremo sur de la región GEA contó con la presencia de algunas lluvias. Los registros más destacados se localizaron en Lincoln con 16,4 mm y en Chacabuco con 16 mm. En General Pinto también llovió, pero menos. Los asesores comentan que, si bien estos acumulados ayudarán a impulsar el crecimiento de los trigos que venían paralizados por falta de agua, son insuficientes para pensar en la siembra de maíz temprano. "Necesitamos al menos 150 mm para sembrar el cereal temprano en condiciones óptimas".

A pesar de las lluvias de esta semana y de los abundantes acumulados para la época que tuvieron lugar sobre Córdoba y Santa Fe desde el 21 de julio, las reservas no han tenido una recuperación significativa en la región núcleo. Al 17 de agosto, el 40% de región núcleo está bajo condición de sequía y el resto con escasez hídrica. Solo un acotado sector en la provincia de Buenos Aires presenta humedad regular. Las zonas más afectadas por la falta de lluvias invernales son el extremo sur santafecino y el norte de Buenos Aires donde en buena parte los acumulados no superaran los 5 mm en los últimos tres meses. Desde Pergamino y Colón comentan que la última lluvia importante fue la del 25 de mayo. Lamentablemente, los pronósticos de corto plazo no prevén una mejoría para los próximos quince días. En Córdoba se requieren entre 100 y 120 mm para lograr condiciones óptimas de humedad en el perfil del suelo, en el resto de GEA entre 80 y 100 mm cuando falta menos de 20 días para comenzar la siembra maicera.

A diferencia de la franja central de la región pampeana, en el centro y este de Buenos Aires las reservas hídricas continúan mejorando. Este sector viene recibiendo lluvias recurrentes desde julio. Y volvió a llover durante el pasado fin de semana entre 15 a 30 milímetros. Estas lluvias permitieron una importante recuperación de la humedad edáfica con niveles que van de adecuados a óptimos y con algunos excesos sobre el extremo costero sudeste.

Etiquetas:
Suscríbase para recibir notificaciones importantes
CHACRA desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"