Ganadería

La carne de animales en pastoreo se abre paso en Estados Unidos

El año pasado, las ventas de ganado alimentado con pasto aumentaron casi un 40% respecto al año anterior, frente al aumento de 6,5% de la carne de res convencional
The Wall Street Journal
30 de Septiembre de 2016

Cuando comen carne, muchas personas quieren saber si la vaca comió pasto. Las carne proveniente de vacas alimentadas de esta manera, alguna vez un nicho de lujo en EE.UU., está presente ahora en la comida de los estadios de béisbol, los centros de convenciones y casi todos los de Wal-Mart de EE.UU.

La carne vacuna etiquetada como "alimentada con pasto" connota mucho más que el ganado haya crecido en la pradera, dicen vendedores y propietarios de restaurantes. Muchos consumidores perciben que el ganado alimentado con pasto es una alternativa más saludable y de mayor calidad que la carne convencional y están dispuestos a pagar más por ello, sin importar que el etiquetado y sabor puedan no ser consistentes.

El ganado alimentado con pasto es un ganado criado al aire libre, comiendo hierba o forraje como el heno, según el Departamento de Agricultura de los EE.UU. Los métodos convencionales de cría de ganado implican la alimentación con granos como el maíz y la soja para acumular grasa. El uso de antibióticos, hormonas de crecimiento, pesticidas y el confinamiento puede variar, al igual que el sabor y su nivel de terneza.

"Cuando los consumidores ven ‘alimentado con pasto' en el menú, saben que estamos haciendo un esfuerzo para ofrecer los ingredientes de mayor calidad", dice Carl Mittleman, presidente de deportes y entretenimiento en Aramark, una compañía de servicios de alimentos. En los últimos cinco años Aramark comenzó a servir la carne vacuna alimentada con pasto en lugares como estadio Fenway en Boston y el Centro de Convenciones de Anaheim, California. "La gente está dispuesta a pagar un precio superior por una mejor calidad", dice.

En 2015, las ventas de ganado alimentado con pasto comprendían sólo 1,4% del mercado de la carne de vacuno fresca en EE.UU., unos US$18.000 millones, pero su tasa de crecimiento ha superado con creces la carne convencional en los últimos años, según la firma de investigación de mercado Nielsen. El año pasado, las ventas de ganado alimentado con pasto aumentaron casi un 40% respecto al año anterior, frente al aumento de 6,5% de la carne de res convencional durante el mismo período.

Las personas a menudo tienen que pagar el 30% al 80% más por medio kilo de carne de res alimentada con pasto respecto de la carne convencional. Pero últimamente se ha moderado precio de la carne, y la disponibilidad de ganado alimentado con pasto ha mejorado a medida que más productores entran en el mercado premium.

Después de haberla comenzado a vender en un puñado de locales hace dos años, Wal-Mart vende hoy paquetes de 1 libra de carne picada etiquetada "orgánica" y "alimentada con pasto" a US$ 5,98 en casi todas sus 4.600 tiendas en Estados Unidos. Wal-Mart vende otros cortes alimentados con pasto.

El Departamento de Servicio de Seguridad e Inspección de Alimentos de Agricultura de EE.UU. supervisa todas las declaraciones de las etiquetas de carne y aves de corral, incluyendo las de vacas alimentadas con pasto; pero solo revisa los documentos enviados por los productores, en lugar de enviar inspectores a un rancho o granja como en el caso de los productos orgánicos certificados USDA.

Algunos productores de carne alimentada con pasto dicen que las directrices de la USDA no van lo suficientemente lejos. "Cuando los consumidores ven ‘alimentados con pasto' en una etiqueta, que tienen esta visión en mente que la carne procede de no muy lejos, de animales pastando en un prado y a los que no se le da antibióticos y hormonas, pero en muchos casos esa no es la verdad", dice Marilyn Noble, una portavoz de la Asociación de Animales Alimentados con Pasto de EE.UU. Este grupo comercial tiene su propio programa de certificación que define a los animales sin confinamiento y alimentados con pasto como los que no comen más que hierba y forraje, sin antibióticos u hormonas de crecimiento, y que nacen y se crían sólo en EE.UU.

Theo Weening, coordinador mundial de carne de Whole Foods, espera que la demanda de carne de res alimentada con pasto crezca más allá del consumo humano. "Cuando a un cliente le gusta la carne de res alimentada con pasto y tiene un perro, quiere que su perro se alimente así también", dice.


Etiquetas:
Suscríbase para recibir notificaciones importantes
CHACRA desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"