Clima

Noviembre le ganó a La Niña pero no será así en diciembre

Las lluvias registradas durante la última semana del mes fueron el broche de oro para treinta días que, caprichosamente, se ocuparon de contradecir las proyecciones.
BCR News
3 de Diciembre de 2021

«Estas eran adversas, y con toda razón, porque se esperaban los efectos de la reaparición de un evento Niña que se consolidaba después de otra Niña«, destacan en el último informe de la Guía Estratégica para el Agro.

Este forzante del Pacífico normalmente es desfavorable para las precipitaciones en Argentina, con influencia muy negativa sobre las lluvias de primavera, por lo que su presencia dos años consecutivos puede considerarse un escenario muy adverso, que plantea condiciones de humedad más que ajustadas durante el semestre cálido.

Pero noviembre 2021 se encargó de compensar las cosas. Los mecanismos atmosféricos de escala regional dejaron a un lado los de escala planetaria y fueron muy eficientes, permitiendo el desarrollo cíclico de lluvias y tormentas que recompusieron la condición de los perfiles, posibilitando la continuidad de la campaña gruesa.

Los acumulados de la cuarta semana del mes fueron bastante generalizados y cubrieron, en mayor o menor medida, prácticamente todo el país. Y agregan que «los registros variaron entre los 15 y los 100 milímetros, pero tuvieron dos zonas mejor provistas, el centro de Buenos Aires, superando los 60 milímetros, y el NEA donde Chaco y el noroeste de Corrientes alcanzaron los 100 milímetros».

Con este aporte final, el mes de noviembre concluyó con un saldo sumamente positivo de las precipitaciones, en algunos casos superando los 220 milímetros mensuales (casi el doble de la media).

Prácticamente todas las zonas productivas del país alcanzaron los valores medios históricos y en algunas zonas los superaron ampliamente, pasando de condiciones de escasez a excesos hídricos puntuales.

Es sabido que las intensas lluvias en cortos periodos de tiempo no son las más propicias para recomponer la humedad edáfica. Las pérdidas por escurrimiento impiden que la totalidad del agua alcance profundidad en el suelo y los buenos volúmenes de agua no son aprovechados completamente por todo el perfil.

En este caso, el mes de noviembre alternó una oferta de agua dispar en volumen, intensidad, y distribución, suficiente para alcanzar reservas de agua útil muy cercanas a las óptimas, dándole un nuevo impulso a la campaña.

«Diciembre arranca con el pie derecho y condiciones muy favorables de reservas de agua en el suelo, pero los pronósticos indican que la primera mitad del mes no contará con el mismo volumen de agua que noviembre», señalan los especialistas.

Si bien, por el momento, no se han sufrido sus efectos negativos el forzante la Niña sigue activo y diciembre todavía seguirá caracterizado por una oferta de agua muy volátil.

La escasez de humedad y las precipitaciones por debajo de la media, aun con recuperaciones ocasionales, serán condiciones con el que habrá que convivir por lo menos hasta pasada la primera quincena de enero 2022.

Etiquetas:
Suscríbase para recibir notificaciones importantes
CHACRA desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"