Lechería en crisis

Por cada litro gana más el Estado que el tambero

Además, Jorge Chemes, vicepresidente de la CRA, señaló que la industria y el supermercadismo tienen que resignar partes de su márgenes de ganancias
Chacra
28 de Marzo de 2016

La crisis lechera no podrá volver a la normalidad hasta que los mercados externos se abran y los excedentes de leche en polvo puedan colocarse en el exterior. De esta forma se podría descomprimir la tendencia a la baja del precio de ese producto en boca de tambo. No obstante hasta que eso pueda suceder hay cuestiones que pueden corregirse dentro del mercado interno.

En esta línea Jorge Chemes vicepresidente de la CRA, dijo que: “Con el mercado externo no tenemos posibilidades porque el precio internacional es muy bajo, y los industriales no quieren exportar porque consiguen un mejor margen vendiendo en el mercado interno”. Asimismo al tener un tipo de cambio alto en dólares, los precios de los insumos de los tambos se incrementaron sustancialmente, en un contexto de baja en los precios de la leche.

“Tenemos una baja literal, no es que el precio se le haya quedado y se devalúa por la inflación, el precio bajó, el valor del litro de leche es el mismo que en 2014, con aumento de los insumos en dólares.

Nosotros queremos que el Gobierno nacional genere una mesa de diálogo donde se sienten a conversar la producción, la industria y el sector supermercadista y se genere un mecanismo de equilibrio para que no existan estas diferencias de márgenes de ganancias entre industriales y supermercadistas en detrimento del productor”.

En este sentido agregó: “Esto tenemos que lograrlo en base al diálogo, algo que puede llegar a parecer muy estúpido lo que estoy diciendo, pero la industria y el supermercadismo tienen que resignar partes de su márgenes de ganancias, no queda otra, y debemos aplicar algún mecanismo para resolver esta cuestión. El problema que tenemos aquí es que del precio que paga el consumidor, la mayor parte de la ganancia se la está quedando la industria y los supermercados, el productor no participa.

Se generó un desequilibrio que es difícil volver a ponerlo a punto, porque aquí se fue aumentando el precio y en lugar de transferirlo al productor, esa ganancia se la quedaron entre el industrial y el supermercadistas”.

El dirigente agropecuario dijo que: “El Estado también es responsable en todo esto, porque solo con el IVA, en un litro de leche que en góndola cuesta 15 pesos se está quedando con tres pesos, es decir que el Estado cobra más que el productor”.

Al ser consultado por si en un contexto de incremento constante de los combustibles, será posible que la industria resigne ganancias Chemes dijo que: “Realmente esto no será fácil logarlo, por eso se requiere de la buena voluntad y de la conciencia de que los industriales se den cuenta, que si no resignan esto que estoy diciendo, dentro de unos años nos va a pasar lo mismo que con la carne, no vamos a quedar con menos tambos, con menos leche, y la producción podría caer de 11 mil millones de litros de leche por año a 6 mil millones de litros y van a tener que salir a pagar más caro el producto. Los industriales son conscientes de eso, yo he hablado con ellos y me dicen que de ser así lo pagarían más caro, pero lo que tienen que entender que si ese escalón en el precio lo compensan pagando más hoy al productor, no tendrá que pagar más cara la leche en el futuro”.

Denunció “una especulación financiera”, de decir que los empresarios piensan “lo que tenemos que pagar más dentro de dos años no lo pagamos hoy”.

¿A cuánto tendría que estar hoy el litro de leche en la tranquera?

Estimamos que entre $4 y $4,50 de acuerdo a la estructura y al volumen de leche que tenga el tambo. En este momento se está pagando 3 pesos el litro con suerte, nos están comprando desde $2,40 a $2,50, pero con la compensación de 0,40 centavos por litro del gobierno, llegamos a $2,80 o $2,90 porque con el aumento que se comprometieron a aplicar que va desde el 15 al 17 % de aumento para los tamberos que están por debajo de los 2,60 pesos, finalmente no lo aplicaron porque emplearon una chicana con muy mala intención.

"Nos dijeron que si cobrás el litro de leche $2,40 y tenés 0,40 centavos, estás cobrando 2,80 pesos, por lo cual estás por encima del piso de los 2,60 así que yo no te pago el aumento".

¿Sirve que el Estado Nacional salga a comprar el excedente de la producción de leche?

Descomprimiría algo, pero primero tenemos que ver si hay sobrestock, por lo cual hoy tengo mis duda que sea de la magnitud de la que se está hablando que son 70 mil toneladas de leche en polvo. Yo estimo que el sobrestock no llega a 40 mil, sobre lo cual 30 mil toneladas históricamente lo stockeó la industria, es decir que si se cumple lo que yo digo es mentira lo del sobrestock y es una especulación de la industria, pero si fuera verdad obviamente que si el Estado lo compra descomprimiría la situación del precio a la baja, pero se debe vender en el exterior, porque si lo cambiamos de un galpón a otro, la leche va a seguir circulando por el mercado interno y no va a poder resolver el problema de fondo.

¿Hay voluntad del gobierno nacional para resolver el problema de la lechería?

Si veo voluntad, pero lo que creo que le está faltando es determinadas herramientas para exigirle a la industria a que colabore.

La situación de los tamberos es dramática. Hoy un tambo de 3 mil litros está perdiendo prácticamente entre 3 a 4 mil pesos por día, el que aguanta es porque se va endeudando, o porque se va descapitalizando, o porque tiene un ingreso de otro lado, pero la verdad es que la situación es crítica. Nunca tuvimos una crisis como esta en la lechería, porque siempre los malos momentos duraron seis meses y luego se revertían con el cambio de clima, pero hoy la crisis es mucho más profunda y puedo asegurarlo porque tengo 42 años como tambero.

Diario El Argentino

Etiquetas:
Suscríbase para recibir notificaciones importantes
CHACRA desea enviar noticias de primerísima mano.
Para aceptar basta con hacer click en el botón "Permitir"